Equitación Terapéutica para Parálisis Cerebral

La equitación para pacientes con parálisis cerebral es una nueva actividad terapéutica que puede beneficiar significativamente al paciente con el calor, la motivación, la forma y el movimiento rítmico de un caballo durante toda su vida.

La equitación terapéutica o la terapia ecuestre pueden ayudar en el desarrollo cognitivo y sensorial-motor de un niño a la vez que aumentan el sentido de responsabilidad y la confianza en sí mismo en un adolescente. También puede proporcionar un juego limpio al mismo tiempo que sirve como una recreación y un deporte agradable.

Parálisis cerebral

La parálisis cerebral es una condición que es el resultado de un daño cerebral. La parálisis cerebral también puede ser causada por lesiones en la cabeza.

Una persona con parálisis cerebral no puede controlar completamente la función motora y sufre de problemas tonales, espasmos, trastornos en la marcha y la movilidad, convulsiones, retraso mental, movimiento involuntario, discapacidad auditiva, visual o del habla, así como sensaciones y percepciones anormales. Los músculos de las personas con parálisis cerebral son rígidos y es difícil relajar estos músculos, lo que hace que las características de un caballo o de la equitación terapéutica sean útiles para las personas que sufren de esta afección.

Terapia equina para la parálisis cerebral

Un caballo utilizado en equitación terapéutica con sus buenos movimientos simétricos puede ayudar a los jinetes con parálisis cerebral a obtener un equilibrio normal, así como una buena postura y movimiento. Se ha encontrado que un enfoque largo o lento, guiado por un instructor, es más efectivo para lograr una mejor postura y alineación para el paciente.

El instructor tiene cuidado de que su guía o técnica no conduzca a un aumento del tono o proporcione incomodidad a la persona que monta. El instructor pregunta constantemente al jinete cómo se siente durante o incluso después de la sesión.

Los músculos del jinete siempre deben estar relajados para lograr comodidad para el paciente de tal manera que su estabilidad al montar el caballo sea buena.

Un caballo que camina suavemente y con una base más ancha sería más eficaz, mientras que el uso de una silla de montar con un ante o una cubierta sintética se considera más eficaz.

Elegir el caballo adecuado para la terapia

La elección de un caballo en equitación terapéutica para personas con parálisis cerebral es esencial, especialmente cuando el paciente tiene limitaciones en el movimiento, especialmente en las caderas y rodillas.

Un cierto tipo de caballo es necesario para los pacientes con dislocación parcial de la cadera.

Un caballo con una forma y un movimiento naturales no adecuados para este defecto físico puede empeorar la subluxación.

La consulta con un fisioterapeuta que pueda coordinar con un instructor y el asesoramiento en la creación de un programa de ajuste de la equitación se sugiere cuando el jinete con parálisis cerebral sufre de problemas ortopédicos, en particular en la columna vertebral o las caderas.